Se dispara la demanda de alquiler de caravanas para vacaciones

El miedo al COVID-19 y la incertidumbre sobre las condiciones que rodearán el próximo verano y los desplazamientos vacacionales han disparado la demanda de alquiler de autocaravanas.

El perfil de usuarios de este tipo de turismo «es muy variado» y va desde familias que viajan con sus hijos, grupos de amigos y también parejas y, aunque «no es barato, tampoco es tan caro como se piensa porque una semana en agosto, en plena temporada alta, oscila entre 1000 y 1400 euros para 4 personas